jueves, mayo 10, 2007

Hierba de San Juan, Hypericon

(Hypericum Perforatum, Corazoncillo, Hierba de las heridas, Militar o de los Mil Agujeros).

Éstas son entre otras las denominaciones con que ha sido conocida, cada una tiene su significado; no escapando por supuesto a la Teoría de los Signos; así “Corazoncillo”, deriva de la peculiar forma de sus hojas; el hecho que presente además en su superficie puntos traslúcidos cuando se las mira a contraluz, en otros lugares sel le ha dado el nombre de Hierba de los Mil Agujeros y ya que el jugo de las flores trituradas es de color rojo sangre, en el siglo XVI el botánico John Gerard la bautizó como “Hierba de las Heridas”. Respecto al nombre Hierba de San Juan hay opiniones divididas; así hay quienes lo atribuyen a que precisamente en esa época, a fines de Junio está en plena floración, y otros lo asocian con los Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén.

Las virtudes atribuídas al Hypérico son innumerables, tanto es así que su nombre original derivado del griego, es Hiper: sobre; y eikon: imagen; significa textualmente que está “por encima de todo lo imaginable”. Para destacar que antiguamente su principal utilización fue durante las guerras, para consolidar las heridas y ulceraciones se le dió el nombre de Hierba Militar.

En Homeopatía, la indicación terapéutica está dada para los dolores que sobrevienen en el muñón de los amputados, o en aquéllas heridas desgarrantes, tanto en la palma de las manos como en la planta de los pies, sitios en donde abundan las terminaciones nerviosas sensitivas. Por extensión, suele indicárse como preventivo en el tratamiento del conducto odontológico.

Se ha demostrado que la Hierba de San Juan ayuda en el tratamiento de depresión leve en algunas personas. Hay dudas dentro de la comunidad científica sobre su uso para la depresión severa. Se considera segura, a no ser que se esté usando con otros medicamentos. La Hierba de San Juan se ha sometido a pruebas como agente anti-retroviral para el tratamiento de VIH en adultos, pero aún no hay evidencia suficiente para mostrar si funciona o no.

Reacciones adversas:

Puede ocurrir sensibilidad al sol y erupción de la piel con dosis grandes (>1800 mg). Se han informado como efectos secundarios insomnio, sueños vívidos, ansiedad, irritabilidad, malestar gastrointestinal, cansancio, sequedad de la boca, mareo y dolor de cabeza. Las mujeres embarazadas no deben usar Hierba de San Juan, ya que puede causar contracciones del útero. Las mujeres lactantes tampoco deben utilizarla debido a que puede causar sueño excesivo y cólicos en el bebé. La Hierba de San Juan puede reaccionar con otros medicamentos y cambiar la manera en que funcionan en el cuerpo.

Descripción: Planta de las familias de las hipercáceas, con tallo de unos 80cm de altura, ramoso; hojas pequeñas elípticas llenas de glandulitas; flores amarillas y frutos capsulares acorazonados y resinosos.

Recolección: El tallo o las yemas de ramitas o flores en verano. Secar a la sombra.

Parte empleada: Hojas, sumidades floridas. Propiedades: Astringente, antiinflamatorio, diurético, estomacal y vermífugo.

Indicaciones: Reduce los procesos inflamatorios, facilita la digestión y combate las afecciones de las vías urinarias. Eficaz contra la gota, el reumatismo, artritismo. Favorece la expulsión de gusanos intestinales. Evita la incontinencia de orina. Tiene propiedades antiespasmódicas, sedantes y antidepresivas.

En uso externo, es antiséptico, cicatrizante y astringente. El aceite de hipérico (preparado dejando macerar seis semanas 100 g de flores frescas en 1 l de aceite de oliva) se emplea para tratar la gastritis (una cucharadita mañana y tarde, en ayunas). Se está estudiando la eficacia anticancerígena del hiperósido.

Sitio Recomendado

Medicinas Alternativas agradece y recomienda la información incluída en los siguientes sitios web: www.ecovisiones.cl y hierbitas.com. Mucha de la información que auí encontrará fue extraída de dichos sitios y es propiedad intelectual de sus autores.