miércoles, mayo 23, 2007

Alfalfa

Alfalfa.jpg

Nombre común: Lucerne

Nombre científico: Medicago sativa

La alfalfa es un miembro de la familia de las leguminosas y es originaria de Asia occidental y de la región oriental del Mediterráneo. Los germinados de alfalfa se han convertido en un alimento muy conocido. En los suplementos de alfalfa se utilizan principalmente las hojas secas de la planta. También se han utilizado las semillas tratadas con calor.

Se utiliza en relación con lo siguiente (consulte la inquietud de salud particular para obtener información completa):

Clasificación Inquietudes de salud
1estrella

Colesterol elevado

Falta de apetito

Menopausia

3estrellas Información científica confiable y relativamente consistente que muestra un beneficio importante para la salud.

2estrellas Estudios contradictorios, insuficientes o preliminares que sugieren la existencia de algún beneficio para la salud, aunque sea mínimo.

1estrella La hierba está respaldada principalmente por el uso tradicional, o bien, la hierba o el suplemento tienen poco respaldo científico o presentan un beneficio mínimo para la salud.

¿Cómo funciona?

Aunque las propiedades medicinales de la alfalfa son poco conocidas, sus componentes se han estudiado extensamente. Las hojas contienen aproximadamente de 2 a 3% de saponinas. Los estudios en animales indican que las hojas bloquean la absorción del colesterol e impiden la formación de placas ateroscleróticas. Sin embargo, el consumo elevado de semillas de alfalfa (de 80 a 120 gramos al día) que se requiere para obtener grandes cantidades de estas saponinas puede causar daños a los glóbulos rojos del organismo.

También se ha propuesto que la alfalfa puede ser beneficiosa para la diabetes. Sin embargo, aunque un extracto acuoso de las hojas aumentó la liberación de insulina en estudios en animales, no existen pruebas de que la alfalfa sea útil para el tratamiento de la diabetes en el ser humano.

Las hojas de alfalfa contienen flavonas, isoflavonas, esteroles y derivados cumarínicos. Las isoflavonas son probablemente las responsables de los efectos similares a los de los estrógenos en los animales. La alfalfa también contiene proteínas y las vitaminas A, B1, B6, C, E y K. El análisis de nutrientes demostró la presencia de calcio, potasio, hierro y zinc.

¿Cuál es la dosis usual?

  • Las hojas de alfalfa seca se venden a granel, en comprimidos o cápsulas y en extractos líquidos. No se ha establecido definitivamente una cantidad terapéutica de alfalfa para el ser humano.
  • Algunos herbolarios recomiendan de 500 a 1,000 mg de hojas secas al día o de 1 a 2 ml de tintura tres veces al día.
  • Debido al riesgo de daño a los eritrocitos, no se recomienda el uso terapéutico de las semillas de alfalfa.

¿Existen efectos secundarios o contraindicaciones?

  • El uso de las hojas de alfalfa secas en las cantidades antes indicadas suele ser seguro.
  • Existen algunos informes de personas alérgicas a la alfalfa.
  • El consumo de cantidades muy grandes (el equivalente a varias porciones) de semillas o germinados se ha asociado con la aparición de lupus eritematoso sistémico (LES) en los estudios realizados con animales. También se ha relacionado con la reactivación del LES en personas que toman comprimidos de alfalfa. Se piensa que la sustancia química responsable de este efecto es la canavanina. Las personas con LES o con antecedentes de esta enfermedad deben evitar el uso de productos de alfalfa.
  • El consumo de 80 a 160 gramos al día de semillas de alfalfa se ha asociado con alteraciones reversibles de la sangre (pancitopenia) en el ser humano.

Al momento de escribir este artículo, no existían interacciones bien documentadas de algún medicamento con alfalfa.

Sitio Recomendado

Medicinas Alternativas agradece y recomienda la información incluída en los siguientes sitios web: www.ecovisiones.cl y hierbitas.com. Mucha de la información que auí encontrará fue extraída de dichos sitios y es propiedad intelectual de sus autores.