jueves, mayo 10, 2007

El San Pedro (Trichocereus pachanoi)

Es un cactus en forma de columna y puede alcanzar un tamaño gigantesco, crece en México, Bolivia, Ecuador y Perú.

En estos dos últimos países se utiliza dentro de rituales chamánicos.

¿Cómo era consumido?

El San Pedro era consumido en polvo porque su consistencia es desagradable y su sabor muy amargo.

Las mayores concentraciones de mezcalina se hallan en la piel verde del cactus, que se pela cuidadosamente y se seca a bajas temperaturas para después reducirse a polvo.

También se preparaba un jugo llamado «cimora» de efectos propiamente alucinógenos. Se prepara con el cocimiento de sus tallos y el de otras plantas. No hay reportes sobre dosis letales.

¿Qué efectos producen?

Los efectos del Peyote o del San Pedro ingeridos crudos o secos, al igual que el de la mezcalina por vía oral, comienzan entre los 60 y 90 minutos después de la ingestión y duran entre 7 y 10 horas. Los efectos de la mezcalina inyectada comienzan entre los 10 y los 20 minutos.

La mezcalina posee casi la misma estructura química que la noradrenalina, por lo que actúa instalándose en los receptores de esta droga cerebral ocasionando alteraciones en la conciencia y en la percepción, principalmente a nivel visual.

Aunque gran parte de los efectos de estos cactus se deben a la mezcalina, otros alcaloides contribuyen a que la experiencia con Peyote o San Pedro sea diferente a la de la mezcalina pura.

¿Los psicoactivos son dañinos?

El hecho de que los psicoactivos actúen como remedios o sustancias intoxicantes depende de:

1) grado de pureza,

2) dosis y modalidad de empleo,

3) condiciones de acceso y pautas culturales de consumo,

4) estado físico, emocional, mental y espiritual del usuario.

El consumo de estas plantas de poder era siempre realizado en compañía de un terapeuta, chamán o guía espiritual, con propósitos de autoconocimiento ó sanación.

Sitio Recomendado

Medicinas Alternativas agradece y recomienda la información incluída en los siguientes sitios web: www.ecovisiones.cl y hierbitas.com. Mucha de la información que auí encontrará fue extraída de dichos sitios y es propiedad intelectual de sus autores.