jueves, junio 07, 2007

Oligoterapia: La fuerza de los elementos.

ImageLos oligoelementos son un conjunto de elementos químicos presentes en nuestro organismo en cantidades ínfimas pero indispensables para el correcto funcionamiento de las reacciones metabólicas de nuestro organismo. Lo oligoelementos intervienen en numerosas reacciones químicas, facilitan el trabajo de los enzimas, asimilación y metabolismo de los alimentos, favorecen los intercambios de los tejidos y dinamizan las reacciones defensivas contra las infecciones y ayudan a disminuir las reacciones alérgicas.

De esta forma contribuyen a la conservación del equilibrio en nuestro organismo. Diátesis La diátesis es un conjunto de síntomas, características psicológicas, comportamiento físico y psíquico y dolencias o enfermedades a las que esta predispuesta una persona. Por eso cuando hay una enfermedad es tan importante tener en cuenta el agente que la produce, como la persona que la sufre. En oligoterapia tenemos seis tipos de diátesis: diátesis I o síndrome hiperreactivo, diátesis II o síndrome hiporreactivo, diátesis III ó síndrome distónico, diátesis IV o síndrome anérgico, diátesis V o síndrome de desadaptación y diátesis VI ó síndrome actual.

Clasificación Los oligoelementos se clasifican en tres grupos: -Los elementos constitutivos de la materia (carbono, hidrógeno, nitrógeno y oxígeno) que se encuentran en grandes cantidades. -Los macroelementos se encuentran en cantidades relativamente grandes (azufre, cloro, calcio, potasio, sodio, fósforo, magnesio). -Los microelementos que se encuentran en pequeñas cantidades (fluor, hierro, yodo, zinc, cobre, manganeso, cromo, litio, silicio, cobalto, selenio…)

PRINCIPALES OLIGOELEMENTOS

Aluminio: actúa sobre el sistema nervioso, mejora los estados de ansiedad, estrés e insomnio.
Azufre: interviene en múltiples reacciones químicas se encuentra en el mismo corazón de las células. Mejora las defensas de las vías respiratorias altas, interviene en el hígado y las articulaciones y mejora el estado de la piel, uñas y pelo
Bismuto: en determinadas dosis es un elemento tóxico, debe utilizarse sólo bajo vigilancia médica. Es utilizado en el tratamiento de amigdalitis y faringitis.
Calcio: es fundamental en la formación de los huesos y los dientes, interviene en la coagulación de la sangre y la excitabilidad neuromuscular.
Cobalto: ayuda al sistema nervioso, es fundamental para digerir los aminoácidos de los alimentos precursores de los neurotransmisores cerebrales. Participa en el metabolismo del hierro.
Cromo: activa el metabolismo de las grasas y ayuda a disminuir las tasas del colesterol en sangre.
Cobre: tiene acción antialérgica y antiinfecciosa, activa la formación de anticuerpos, frena el desarrollo de las bacterias y virus. flúor: actúa en la mineralización y fijación del calcio en los huesos, previene la osteoporosis y las caries dentales. Fósforo: es fundamental para el sistema nervioso, constituye la estructura de las membranas de las células sobre todo las cerebrales. Mejora los estados de nerviosismo y fatiga intelectual.
Germanio: indicado en casos de reumatismo y artrosis.
Hierro: interviene en el transporte del oxigeno por los glóbulos rojos en la sangre.
Litio: es fundamental en la regulación del sistema nervioso, puede utilizarse en trastornos neurovegetativos como la ansiedad, depresión hiperexcitabilidad neuromuscular e insomnio.
Magnesio: actúa sobre el sistema nervioso y circulatorio. Resulta eficaz en casos de ansiedad, hiperexcitabilidad, insomnio, palpitaciones, arritmia, espasmos musculares…
Manganesio: intervine en numerosas reacciones enzimáticas protectoras y reguladoras, participa en la coagulación de la sangre.
Molibdeno: resulta importante en la producción del ADN
Níquel: regula el sistema endocrino, participa en reacciones químicas relacionadas con el páncreas, el riñón, las glándulas suprarrenales y la hipófisis. Oro: tiene acción antiinflamatoria y antiinfecciosa y estimula las defensas
Plata: tiene una acción bactericida general y antiséptica local.
Potasio: regula la cantidad de agua en el organismo y regula el ritmo cardiaco.
Selenio: se utiliza en los tratamientos antienvejecimiento por sus propiedades anti-radicales libres.
Silicio: tiene un papel importante en la formación del esqueleto y su crecimiento. Participa en la formación del colágeno y el tejido conjuntivo.
Sodio: junto con el potasio regula el agua en el organismo. Favorece las funciones nerviosas y musculares.
Yodo: interviene en el buen funcionamiento de la glándula tiroides
Zinc: participa en la síntesis de las proteínas y en el metabolismo de los ácidos nucleicos.

Autor: Almudena Reguero Saá

Sitio Recomendado

Medicinas Alternativas agradece y recomienda la información incluída en los siguientes sitios web: www.ecovisiones.cl y hierbitas.com. Mucha de la información que auí encontrará fue extraída de dichos sitios y es propiedad intelectual de sus autores.