jueves, junio 07, 2007

El arbol de te se abre paso

ImageEl Tea Tree australiano se abre paso como poderoso agente antiséptico, antiviral y fungicida natural. El árbol de té, la Melaleuca alternifolia, o Tea Tree, como generalmente se le conoce, es una planta autóctona de la costa oriental de Australia de cuyas hojas se produce uno de los aceites esenciales más activos desde el punto de vista medicinal. Se conoce que desde tiempos remotos, los aborígenes de esta nación continente utilizaban el Tea Tree para curar cualquier tipo de heridas abiertas, ulceraciones de la piel, irritaciones cutáneas y muchos otros padecimientos. Se le atribuyen al Aceite de Tea Tree propiedades antisépticas, antivirales, antimicóticos así como antinflamatorias, cicatrizantes y analgésicas.

Los estudios sobre el Tea Tree en el mundo occidental se iniciaron a partir de 1770, cuando en uno de sus viajes de exploración por la costa sureste de Australia, hoy Nueva Gales del Sur, el célebre Capitán James Cook de la Real Marina Británica observó cómo en esa región se daba en abundancia una planta en forma de arbusto con hojas densas, pegajosas y aromáticas que, al ser puestas en cocción, producían un sabroso té.

A su regreso a Inglaterra, Sir Joseph Banks, un botánico que acompañaba la expedición, llevó consigo muestras de estas hojas para que los hombres de ciencia las estudiaran en mayor detalle.

Cuán lejos estaban estos intrépidos exploradores de imaginarse que ciento cincuenta años más tarde, el Tea Tree, como el propio Capitán Cook lo bautizó, se utilizaría como un agente medicinal para tratar un sinnúmero de afecciones de la piel y de otros tipos.

Las propiedades antisépticas del aceite de Tea Tree se comenzaron a identificar hace unos setenta años, y gradualmente se fueron estableciendo sus distintos usos. Ya para la década del 30, se había determinado que el aceite de Tea Tree disolvía el pus de las infecciones dejando limpias las superficies de heridas infectadas sin irritar los tejidos aledaños sanos. También se comprobó que era muy efectivo en afecciones de la garganta y boca, y que daba muy buenos resultados en el tratamiento de trastornos ginecológicos.

El aceite de Tea Tree llegó a ocupar un lugar tan prominente en la medicina de la época que, durante la Segunda Guerra Mundial, los cosecheros y productores de este aceite quedaron exentos del servicio militar en Australia para no afectar su producción, y se convirtió en un medicamento obligatorio en los equipos de primeros auxilios de las unidades del ejército y de la marina australianos.

Sin embargo, con la aparición de medicamentos sintéticos, entre ellos la penicilina, la demanda del aceite de Tea Tree comenzó a decrecer hasta ser reemplazado por completo por productos sintéticos menos efectivos fabricados a gran escala. No fue hasta los años setenta que resurgió la demanda de este producto con el renovado interés por los productos naturales.

La aplicación de este aceite en el tratamiento de las numerosas afecciones humanas y de los animales ha ido ganando popularidad y aceptación en los últimos años en los Estados Unidos de América y en Europa.

Vale señalar también que, debido a los resultados obtenidos en las intensivas y sistemáticas investigaciones científicas realizadas en las últimas décadas con vistas a determinar con más precisión sus propiedades curativas, cada vez son más los facultativos de la escuela ortodoxa que recomiendan preparados elaborados a base de aceite de Tea Tree como substituyentes de medicamentos sintéticos.

El aceite de Tea Tree es un recurso medicinal natural invaluable debido a sus numerosas aplicaciones y resultados comprobados. Posee un valor extraordinario para una amplia gama de tratamientos de primeros auxilios y constituye un medio expedito y efectivo que no debe faltar ni en el botiquín ni en el maletín de viaje de ninguna persona.


COSECHA Y PRODUCCIÓN INDUSTRIAL DEL TEA TREE

En Australia existen más de 300 tipos de árbol del Tea Tree. La única variedad que reúne tan completa gama de propiedades curativas es la Melaleuca alternifolia. De las hojas de este árbol se extrae un aceite incoloro o ligeramente amarillo-verdoso que expele un refrescante y característico aroma.

El Tea Tree se cosecha de manera silvestre y en plantaciones. Hasta 1988, la mayor parte del aceite de Tea Tree australiano se obtenía de plantas silvestres. El Tea Tree silvestre crece sobre todo en terrenos pantanosos y peligrosos por la presencia de arañas, serpientes, mosquitos y otros animales e insectos venenosos. Por eso la cosecha de las hojas se hace una labor ardua, difícil y hasta peligrosa. En las plantaciones, donde todos los árboles pertenecen a la especie Melaleuca alternifolia, el trabajo es mucho más fácil y seguro. Las plantas comienzan a producir resultados cosechables al año aproximadamente, en dependencia de la calidad del terreno.

La producción industrial del aceite de Tea Tree consiste en un proceso de destilación utilizando el tradicional método de vapor. Una tonelada de cosecha, produce aproximadamente diez litros de aceite etérico de Tea Tree en estado puro. Antes de ser puesto a la venta, el mismo debe ser analizado para asegurar que la composición de las substancias corresponda a las normas del Departamento de Sanidad Pública de Australia.


Fuente: Eugenia Laurekis - Nahrin Nutricion Iberica.

Sitio Recomendado

Medicinas Alternativas agradece y recomienda la información incluída en los siguientes sitios web: www.ecovisiones.cl y hierbitas.com. Mucha de la información que auí encontrará fue extraída de dichos sitios y es propiedad intelectual de sus autores.