jueves, junio 07, 2007

Alimentos prebióticos y probióticos !Que no falten en tu dieta!

ImageEl estrés, malos hábitos alimentarios o el abuso de antibióticos son algunos de los factores que destruyen parte de las bacterias saludables de nuestro organismo, sobre todo aquellas que viven en nuestro intestino. La flora intestinal es un complejo ecosistema compuesto por varios cientos de especies de microorganismos, en su mayoría bacterias, unas nocivas y otras beneficiosas para la salud como las bacterias del ácido láctico que juegan un papel muy importante

en el equilibrio microbiano, actúan directamente sobre las bacterias dañinas y estimulan el sistema inmunitario. Cuando la flora intestinal se ve alterada por cualquier agente, se regenera por sí misma, pero si el daño es prolongado es necesario una ayuda extra y la forma más sencilla y segura de introducir bacterias buenas en nuestro organismo es por medio de los alimentos probióticos y prebióticos.

Los Probióticos

Los probióticos (del griego pro-vida) son alimentos como el yogur y las leche fermentadas que contienen microorganismos como lactobacillus, saccharomyces, bifidobacterias y ciertos cocos gran positivo. Estos microorganismos se vuelven activos una vez que colonizan el intestino, mejoran nuestras defensas y estimulan la producción de anticuerpos. -Streptococus thermóphilus y Lactobacillus Bulgaricus son dos colonias de fermentos que están en el yogur tradicional, favorecen la absorción de la lactosa y estimulan la actividad biológica de los minerales, vitaminas, péptidos, enzimas… -Lactobacillus casei estimulan las defensas y regulan los niveles de triglicéridos y colesterol sanguíneo. -Lactobacillus acidophilus es uno de los probióticos más utilizados, ayuda a reequilibrar la flora intestinal, eliminando aquellas bacterias dañinas. -Bifidobacterium potencian la acción de los microorganismos intestinales beneficiosos. Son numerosos los beneficios que aportan al organismo el consumo regular de probióticos. Estimulan el sistema inmunitario aumenta la actividad de los macrofagos y fagotitos en el torrente sanguíneo, eliminan los microorganismos patógenos, los metabolitos nocivos, refuerzan la capacidad del organismo para absorber minerales, reducen el colesterol, favorece la digestión de la lactosa, mejora la asimilación de los nutrientes, producen ácidos que estimulan el peristaltismo intestinal lo que disminuye el tiempo de transito de las heces previniendo de esta forma el estreñimiento, la diarrea y el síndrome de colon irritable. Uno de los mayores inconvenientes de los alimentos probióticos es que tienen una vida media limitada, estas bacterias mueren con el calor por lo que deben mantenerse en el frigorífico y consumirse rápidamente respetando la fecha de caducidad.

Los Prebióticos

Los prebióticos son sustancias que no se digieren y que se fermentan a nivel del intestino grueso produciendo ácidos grasos de cadena corta, que son el alimento preferido de las células del colon llamadas colonocitos. Las principales sustancias prebióticas son los fructo-oligosacaridos o FOS, conocidos como la inulina y la oligofructosa, que son carbohidratos presentes en frutas y verduras: cebolla, puerro, alcachofas, plátano, ajos, espárragos, raíz de achicoria, remolacha y tomates. La cantidad diaria que los expertos recomiendan tomar de FOS es de entre 2 y 6 gramos y la que habitualmente se ingiere es de 800 miligramos. Por eso se recomienda que además de tomar estos alimentos ricos en prebióticos, debemos consumir productos que incorporan fructo-oligosacaridos que podemos encontrar en el mercado como preparados lácteos, bebidas, alimentos infantiles galletas y panes. Al igual que los anteriores, los prebióticos también proporcionan múltiples beneficios al organismo: ayudan a regenerar la flora intestinal, a prevenir infecciones y el desarrollo de enfermedades graves como el cáncer de colon o la colitis ulcerosa. Diversos estudios han demostrado que también facilitan la absorción del calcio, el magnesio y el hierro, con lo que contribuiría a mejorar la masa ósea y prevenir la osteoporosis. También favorece la metabolización en el hígado reduciendo los niveles altos de triglicéridos y activa la síntesis de vitaminas K y las del grupo B

Autor: Almudena Reguero Saa
Periodista especializada en Terapias Naturales

http://www.esencialia.com/alimentos_y_nutricion/alimentos_prebioticos_y_probioticos_!que_no_falten_en_tu_dieta!.html

Sitio Recomendado

Medicinas Alternativas agradece y recomienda la información incluída en los siguientes sitios web: www.ecovisiones.cl y hierbitas.com. Mucha de la información que auí encontrará fue extraída de dichos sitios y es propiedad intelectual de sus autores.